Subir

News

66 Flybridge. Un yate muy marinero, robusto y confortable al máximo para disfrutar con invitados | 13.09.2019

Astondoa ha maximizado el uso del espacio exterior e interior en este yate de línea deportiva ideal para un propietario que desee, o bien gobernar él mismo su barco o bien hacerlo con un capitán y tripulación. El magnífico flybridge y los cuatro camarotes del 66 Flybridge aseguran espacio confortable y diversión a bordo para compartir con familiares y amigos.

El flybridge se puede personalizar para diferentes estilos de vida a bordo. Así, cuenta con puesto de gobierno cubierto con techo corredizo retráctil y una cocina exterior que se une a la zona de popa abierta, donde disfrutar del mar mientras navegamos al aire libre. Este espacio se puede acondicionar con sofás personalizados, mesas, tumbonas y bancos cubiertos que rodean el puesto de gobierno para acompañar al capitán.

La cubierta de proa cuenta con un espacioso solarium, justo delante del puente portugués con una mesa cubierta por un techo Bimini retráctil.

Los seguros escalones de este yate conducen a los pasajeros desde el flybridge hasta la cubierta de teca en popa, concebida para descansar a la sombra, disfrutando de la lectura o de un aperitivo en alta mar. Más escaleras conducen hasta la plataforma de baño de teca sumergible y versátil, con un sistema de elevación que puede soportar un tender o juguetes acuáticos. La puerta de popa conduce a la sala de máquinas y a las cabinas de tripulación que, como opción, puede configurarse como un área de almacenamiento personalizada, con “beach club” y un aseo a proa.

INTERIOR

Desde la cubierta de popa, las puertas se abren para mostrar el amplio salón -en un único nivel y sin escalones- que puede personalizarse al gusto del armador, con un bar, máquina de hielo, enfriador de vino, refrigerador, cómodos y elegantes sofás…

Las ventanas largas y altas que dotan de luz natural al barco se complementan con una tira de luz LED empotrada en el techo. Los muebles, fabricados a medida en el Astillero, permiten diferentes configuraciones del salón del 66 Flybridge, desde mesas de café y comedor, hasta asientos de cuero y reposapiés que se recogen como asientos adicionales, sofás y un televisor que se integra en un elegante armario empotrado.

En la zona privada se encuentra la suite principal, a mitad del barco, para descansar con total privacidad. Totalmente personalizable, se completa con amplio espacio para almacenamiento y el lujoso baño, con doble lavabo como opción.

El 66 Flybridge incorpora tres camarotes adicionales, incluido uno VIP a proa, con baños en suite, grandes armarios, generoso espacio de almacenamiento y todas las comodidades para garantizar una confortable vida a bordo.

66 Flybridge. Un yate muy marinero, robusto y confortable al máximo para  disfrutar con invitados